Hay personas que tienen dinero y no tienen problemas en comprarles a sus hijos o su mujer (o su amante), un vehículo distintivo ante los demás, sin tener que recurrir a uno de precio demasiado elevado. Para ellos existe los Alfa Romeo.

Los Alfas son autos totalmente distintivos a los que circulan a diario por la calle. No son los aburridos Honda ni Chevys, ni son los caros Porsche, BMW o Mercedes Benz.

Son Alfa Romeo, con sus diseños distintivos, sus complejos problemas ante los mecánicos, y su maravilloso andar.

La percepción de Alfa Romeo es un viaje paralelo a través de la evolución de las costumbres italianas e internacionales. Alfa Romeo siempre ha sido retratado en libros y películas, como un objeto de deseo, un símbolo de estatus, una imagen de belleza y expresión italiana.

La palabra Alfa (Anonima Lombarda Fabbrica Automobili) es un programa completo, o más bien, la explicación clara de un programa. Designa la primera letra del alfabeto, el símbolo de un punto de partida, el comienzo de algo, un nuevo mito tomando forma.

Fundada en 1910, por Cavalier Ugo Stella y luego comprada por Nicola Romeo en 1920, Alfa comenzó a producir una serie de modelos, que pronto la ayudaron a ser competitiva en el mercado y destacar por su rendimiento y capacidad de conducción.

La posición de Alfa Romeo como un símbolo de estatus se ha subrayado aún más a través de los años por las muchas apariciones que los vehículos Alfa han disfrutado en las películas de Hollywood.

La historia cuenta que Henry Ford solía quitarse el sombrero cuando vio pasar por primera vez un Alfa Romeo, y la primera vez que Enzo Ferrari logró vencer a un Alfa, éste lloró como un bebé.

Uno puede describir Alfa Romeo como una marca legendaria y un error contagioso. Los autos de Alfa Romeo son algo más que automóviles convencionales, son un tipo de enfermedad para el entusiasmo, siendo esencialmente un medio de transporte.

Es una forma de vida, una forma muy particular de concebir un vehículo con un motor. Algo que desafía la definición. Sus elementos son como esas partes irracionales del espíritu humano que no pueden explicarse usando la lógica terminología.

No es lo mismo llegar a una primera cita con una dama en un Chevy que en un Alfa Romeo. Ya esta dama sabrá que el que llega en un Chevy, tendrá una gran posibilidad de ser una cita aburrida, y el que llega en un Alfa pudiera ser emocionante.

O peor, imagínese usted llegar a una primera cita con un Chevy o un Honda y se encuentra con la mujer que usted ha querido conocer por semanas, llegando en un Alfa Romeo. Usted solo pedirá que la tierra lo trague.

Alfa Romeo había estado por más de dos décadas fuera de los Estados Unidos, pero regreso al país con una línea de autos diseñados para un mundo más real, y no solo para personas bien adineradas, sino también para los que buscan un juguete para ser localizados más fácilmente en la carretera.

Algunos han descrito a algunos modelos del Alfa Romeo como: “El vehículo que pudieras probar toda tu vida”. Como una manera de decir, “Cómpratelo y Quédatelo.

Para los que se quieren salir de la tangente, y como a muchos les da vergüenza conducir un aburrido Honda o Chevy, esto es lo que Alfa Romeo tiene de nuevo para su línea del 2018:

Alfa Romeo 4C

  • Ventiladores frontales de fibra de carbono recientemente opcionales.
  • Cuero negro con acentos amarillos ahora opcional.

Alfa Romeo Giulia

  • Múltiples pequeños cambios a los equipos estándar y opcionales.
  • Apple CarPlay y Android Auto ahora son opcionales.
  • El frenado de emergencia automático ahora es estándar en Quadrifoglio.
  • Diseños de ruedas revisados ​​para la mayoría de los niveles de equipamiento.

Alfa Romeo Stelvio

  • Disponible con los mismos motores de 2.0 litros y 2.7 litros que el Giulia.
    Unidad estándar de tracción total.
  • Stelvio Quadrifoglio, este modelo de alto rendimiento llegará más tarde en el año.

Una marca con orgullo

Alfa Romeo es la suma de todas estas partes, y también del trabajo y el orgullo profesional de miles de personas, ingenieros, trabajadores y gerentes, que se han sucedido durante décadas, en sus fábricas, oficinas y en la pista de carreras por todo el mundo.

por Enrique Kogan – twitter @purosautosus

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre