Dentro de la carrera tecnológica en la que se encuentran las armadoras del mundo, Ford Motor Company ha decidido seguir su propia apuesta y ahora trabaja para construir el seguro complemento de los autos autónomos que saldrán pronto al mercado.
 
Se trata de un robot para la entrega de mercancía, que acompañe a los vehículos de auto conducción. “Si una unidad de entrega autónoma llega a su casa, sin ningún humano a bordo, ¿quién va a llevar el paquete, las bolsas de supermercado o la pizza caliente a la puerta? Un robot, por supuesto, podría estar a la altura de la tarea, sin necesidad de dar propinas”, indica en su portal.
 
Ese acompañante tiene un nombre, Digit (Dígito en español) y se trata de un androide con dos patas, sin cabeza, con forma de cigüeña, brazos capaces de transportar una carga de 40 libras, un torso con cámara incrustada y sensor de radar láser con forma de disco. Fue creado por Agility Robotics, una empresa nueva con menos de 30 personas en Albany, Oregón.
 
La compañía estima que el uso de un auto sin conductor para la entrega de mercancías, acompañado del robot, puede ser más atractivo para el consumidor que los robots-taxi que promocionan Tesla y Google, y potencialmente más fácil de ejecutar. No hay que preocuparse por la seguridad de los pasajeros humanos, y el aumento de las compras en línea convierte la entrega de paquetes en un área de crecimiento.
 
Si se elimina al conductor humano de la ecuación, los costos de entrega podrían reducirse en un 60 por ciento o más, estima.  Ford planea la comercialización de robots de entrega para 2021, junto con la introducción de sus flotas de vehículos autónomos para transportar personas y paquetes las 24 horas del día, aun cuando nada se sabe sobre el avance de esa tecnología en autos en las plantas de la empresa.
 
Antes de comercializar los robots de entrega, la compañía prevé realizar pruebas reales de los mismos en interacción con los humanos, tanto en sus fábricas como en las aceras cerca de su sede en Dearborn, Michigan, y en Pittsburgh. Ford y Agility también planean probar el robot en escenarios urbanos que involucran obtener acceso a edificios de apartamentos sin la ayuda de un portero.
 
La apariencia inofensiva de Digit es clave para que las personas puedan confiar en un robot. El robot de reparto de Ford no es el único que existe, otras compañías tienen sus propios modelos, pero la particularidad de este androide es que puede subir escalones, y levantar sus brazos para enfrentar una caída. 
 
Tiene un diseño liviano debido a que carece de sensores y procesadores, y la mayor parte de su poder de cómputo la obtiene del vehículo de conducción automática, es decir, los mismos sensores que permiten que un automóvil autónomo navegue se usarán para escanear el camino hacia la puerta y transmitir el camino hacia el robot.
 
Una vez que Digit dejó el paquete en el porche o se lo entregó al destinatario, regresará a la furgoneta de reparto, se doblará en un cuadrado compacto y se deslizará en un cajón que sirve como estación de acoplamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre